LIPO LASER

Lipo Laser

El Lipo Laser No invasivo es considerado como el procedimiento de moldeamiento corporal mas sano para el cuerpo, ya que se estimula la liberación natural de los excesos de grasa sin destruir ni alterar estructuralmente tanto el tejido adiposo como los demás tejidos adyacentes.

Es un técnica con la cuál podemos realizar procedimientos para eliminación de grasa, moldeamiento corporal y reducción de celulitis de manera no invasiva, basado en la aplicación de energía laser de manera segura (y sin dolor) a longitudes de onda y potencias muy precisas.

¿En que consiste?

La técnica del lipoláser se realiza introduciendo primero una solución anestésica compuesta de suero fisiológico y lidocaína. Después, a través de una pequeña incisión, se introduce el láser por una cánula fina y flexible y se desplaza por la grasa. Según se desplaza, el láser destruye los acúmulos de grasa licuándolos mediante calor y es nuestro propio cuerpo quien elimina el líquido, aunque también es posible aspirarla, como ocurre con la técnica de la liposucción.

Al finalizar el tratamiento con el láser, se coloca una venda compresiva sobre la zona tratada y el paciente puede irse a casa y volver a su vida normal en 24 horas. Así de sencillo. Al tratarse de un tratamiento con anestesia local, no sentiremos dolor y veremos que nos recuperamos de forma rápida, tan solo notaremos una ligera inflamación en la zona pero sin hematomas, gracias a la coagulación de las pequeñas venas que se realiza durante la intervención.

Es recomendable llevar una faja de compresión durante 15 días y hacerse drenajes linfáticos manuales. La sensación que podemos sentir es como de agujetas, que remite fácilmente con analgésicos.

Lipo Laser 2

¿Cuando no se puede aplicar el Lipo Láser?

  • En pacientes con sobrepeso.
  • En pacientes con enfermedades de hipertensión, diabetes o cardiovasculares.
  • En mujeres embarazadas o que crean que puedan estarlo.
  • En pacientes con problemas de coagulación

Resultados

El tratamiento arroja resultados desde la primera sesión, pero su eficiencia radica en el sistema de uso continuo (2 o 3 veces por semana durante mínimo 3 semanas), ya que los resultados son progresivos y acumulativos.